14/9/12

El perdón


Las siete palabras del perdón
PERDONALOS PADRE, NO SABEN LO QUE HACEN

El perdón es un acto amor de compasión que emerge desde lo más profundo del Ser.
Para llegar a este momento es  indispensable haber logrado la curación emocional.
Nada de lo que hace nadie es por ti. Cuando cobres esta conciencia y no lo tomes como algo personal, la comprensión y la compasión te llevarán al perdón.

¿Para qué perdonar?
Tenemos la capacidad de hacerlo
Perdonarás porque no quieres seguir sufriendo y causarte más dolor a ti mismo, cada vez que recuerdes lo que te hicieron.
Perdonarás porque sentirás compasión de ti mismo, pues es un ACTO DE AMOR hacia ti .

¿Porqué no puedes perdonar?
Aprendiste a no hacerlo
Importancia personal
“me castigo por tu culpa” Dios perdóname, pero no diré una sola palabra hasta que Dios venga y nos pida primero que le perdonemos.

Existen siete fases para lograr el perdón:
1-LIBERATE  de las cargas emocionales (enojo, miedo, culpa, etc.) que aún están presentes en los diferentes eventos traumáticos de tu vida
2-DESPRENDETE  DE TU IMPORTANCIA PERSONAL
3-ELEGIR  perdonarte y perdonar a los demás
4-SIENTE  si ya has perdonado a alguien, cuando lo(a) veas ó recuerdes y no experimentes
ninguna reacción emocional
5-PERDONALES  a todas las personas a las que crees haber lastimado. En caso de no ser posible, pídeles perdón  en tus oraciones y tus sueños.
6-PERDONATE. Cuando te perdonas empiezas a aceptarte y el amor a tu persona crece. Ese es el Perdón Supremo
7-AMATE.  El amor es la medicina que acelera el proceso de curación, el amor incondicional. Sólo es posible ser feliz cuando el amor incondicional emana de ti y te entregas a él.

El perdón es el único medio para limpiar las heridas emocionales; cuando perdonas la vida se torna más fácil. Se trata sólo de amar.  Amate a ti mismo(a), ama a tus amigos, al prójimo,  hasta a tus enemigos.

 Es de sentido común, pero no seremos capaces de amar a los demás hasta que no nos amemos; y esa es precisamente la razón por la que debemos hacerlo.
Imagínate que todos los seres humanos empiecen a perdonarse unos a otros y a amar a todas las personas.  Si todos los seres humanos se amaran de este modo, dejarían de ser egoístas; estarían abiertos a dar y recibir y no se juzgarían los unos a los otros.  Estamos hablando de un planeta completamente distinto.  No se parece en nada a la Tierra.  Esto es lo que Jesús llamó “El Cielo en la Tierra”.  Es un lugar en el que todos podemos vivir con amor porque centramos nuestra atención en el amor. ELEGIMOS AMAR.

ELEVA UNA ORACIÓN Y REALIZA UN ACTO DE PODER Y PERDÓNATE POR TODO LO QUE HAS HECHO EN TU VIDA ACTUAL Y VIDAS PASADAS. ¡ERES INOCENTE!
¡ELIGE EL SUEÑO QUE TU QUIERES VIVIR!(siete palabras definitivas)

Ejercicio energético de liberación.
Visualiza un remolino o como si fueras un caracol que su concha te envuelve, de luces de colores . En cada inspiración y exhalación va distribuyendo esta energía de perdón y amor, empezando por los pies y subiendo en todo en todo tu cuerpo hasta llegar a tu coronilla.  Esta energía va fluyendo y llenándote interna y exteriormente de tal manera que se unifica con la totalidad.
Deja que ese amor incondicional fluya en todo tu ser.  Déjate sólo ser.

Susana Vargas Quiñones
Bio músicoterapeuta del Sistema Soul Symphonics