11/5/12

Psicosomatización

Aquí va esta interesante reflexión de Nelson Torres, Doctor en Psiquiatría (UCV)

"EL CUERPO GRITA ... LO QUE LA BOCA CALLA"
"La enfermedad es un conflicto entre la personalidad y el alma".
Bach.

Muchas veces...
El resfrío "chorrea" cuando el cuerpo no llora.
El dolor de garganta "tapona" cuando no es posible comunicar las aflicciones.
El estómago arde cuando las rabias no consiguen salir.
La diabetes invade cuando la soledad duele.
El cuerpo engorda cuando la insatisfacción aprieta.
El dolor de cabeza deprime cuando las dudas aumentan.
El corazón afloja cuando el sentido de la vida parece terminar.
La alergia aparece cuando el perfeccionismo está intolerable.
Las uñas se quiebran cuando las defensas están amenazadas.
El pecho aprieta cuando el orgullo esclaviza.
La presión sube cuando el miedo aprisiona.
Las neurosis paralizan cuando el niño interior tiraniza.
La fiebre calienta cuando las defensas explotan las fronteras de la inmunidad.
Las rodillas duelen cuando tu orgullo no se doblega.
El cáncer mata cuando te cansas de "vivir".

Y tus dolores callados? Cómo hablan en tu cuerpo?

La Enfermedad no es mala, te avisa que te estas equivocando de camino.Me parece bonito compartir este mensaje:

 El camino a la felicidad no es recto. Existen curvas llamadas EQUIVOCACIONES, existen semáforos llamados AMIGOS, luces de precaución llamadas FAMILIA, y todo se logra si tienes: Una llanta de repuesto llamada DECISIÓN, un potente motor llamado AMOR, un buen seguro llamado FE, abundante combustible llamado PACIENCIA, pero sobre todo un experto conductor llamado DIOS.

A través de la psicoterapia del Sistema Soul Symphonics puedes identificar, entender y sanar aquellas emociones en conflicto que han estado reprimidas y que te provocan o han provocado alguna enfermedad. 

9/5/12

Órganos sensoriales: ojos y oídos

Los órganos sensoriales son la puerta de la percepción. De la percepción interior y exterior, a través de éstos nos comunicamos con el mundo externo y al mismo tiempo son las ventanas del alma a las que nos asomamos, para vernos a nosotros mismos.


Lo que llamamos entorno o mundo exterior es simplemente el reflejo de nuestra alma, de nuestro mundo interior. El exterior es un espejo que nos permite mirarnos y reconocernos, ya que el reflejo nos muestra aquello que de otra forma no podríamos ver. Es decir, que nuestro entorno es un medio que debiera ayudarnos a conocernos a nosotros mismos, pero como la imagen que vemos no siempre es la más adecuada o más bien, la que quisiéramos ver, ya que nos muestra nuestra parte positiva pero también la negativa, nos empeñamos en hacer una separación entre nosotros y el exterior, al negar nuestra proyección en el exterior estamos evitando hacer consciencia de quienes somos en realidad, de lo que hay en nuestro interior. Si queremos estar sanos mental, física y emocionalmente debemos de aceptar ese reflejo para poder sanar las áreas en conflicto y desarrollar nuestras potencialidades. 


Percibir equivale a tomar consciencia de la realidad, esto es posible si el ser humano se reconoce en lo que percibe, pero si el ser humano se niega a hacerlo, entonces los órganos de los sentidos "ventanas del alma" se empañan, pierden transparencia y entonces lo obligan a ver hacia adentro.


Los ojos y las emociones

Los ojos además de cumplir su función de recoger la información del exterior también son las ventanas a través de las cuales podemos ver lo que pasa en el interior de la persona, los sentimientos y estados de ánimo, a través de las lágrimas podemos saber que una persona tiene una emoción de tristeza.


Las afecciones más frecuentes en los ojos son la miopía (dificultad al ver de lejos), hipermetropía (dificultad al ver de lejos y de cerca), astigmatismo (visión distorsionada) y presbicia (vista cansada).


Miopía. La dificultad para percibir los objetos con claridad a la distancia se relaciona con la negación de la persona a darse cuenta de lo que pasa a su alrededor. La visión de la persona miope es limitada, y estamos hablando de la visión de la vida, de los eventos que ocurren en el mundo exterior, especialmente de los sucesos dolorosos, difíciles, inquietantes. Por lo tanto la información que la persona tenga de las experiencias van a estar faltos de objetividad ya que va a carecer de una visión completa, la pregunta clave para para estas personas sería: ¿Qué es lo que no quiere ver? La respuesta sería: a sí mismo, recordando que al ser el exterior una proyección de nuestra vida interior, al no verlo es negarse a verse a sí mismo. ¿Qué es entonces, aquello que el miope se niega a ver de sí mismo?.


La magnitud de la resistencia de una persona a ver o percibir se manifiesta en el número de dioptrías que necesita para ver con claridad al usar unos lentes de armazón o de contacto, a mayor número, mayor resistencia.


Daltonismo. Indica ceguera para la diversidad y el colorido de la vida. ¿Porqué el daltónico ve todo gris en la vida, porqué no puede ver la belleza completa?.


Conjuntivitis. Es una inflamación que produce dolor y se calma cuando se cierran los ojos. ¿Porqué la persona quiere cerrar los ojos, qué es lo que no quiere ver?.


Estrabismo. Para ver con claridad se necesita la visión de ambos ojos, al no estar bien alineados la percepción que se va recibir del exterior va a estar distorsionada. ¿Qué evento le ocurrió a la persona con estrabismo que hizo que el impacto emocional le causara la desviación en uno de los ojos?.


Cataratas. Al presentarse la catarata en los ojos la visión se nubla, es como una cortina que se baja para no ver lo que no se quiere ver.


Ceguera. Es la forma más extrema del "no querer ver". Es la manifestación de la ceguera mental y emocional, del no querer ver, saber y darse cuenta de lo que ocurre en el interior y en el exterior, en la vida.


Los oídos y las emociones

Los oídos se relacionan con el querer escuchar, captar, entender, con la receptividad, obediencia y humildad. La humildad necesaria para prestar atención a los demás, a la información o sabiduría que puedan aportarnos.


Cuando una persona presenta dificultad para escuchar, problemas o deficiencias de audición, indica el no querer enterarse, no querer prestar atención a los demás, denota cierto egocentrismo al no querer salir de sí mismo para enterarse de lo que pasa a su alrededor.


Si un persona "no quiere oír" esto se traduce en "no poder oír".
Se queda sordo aquél que no quiere oír su interior. 


Una persona con afecciones en la vista podría hacerse las siguientes preguntas:
  • ¿Qué es lo que no quiero ver?
  • ¿Tengo miedo a ver las cosas con claridad?
  • ¿A qué aspectos de mi personalidad cierro mis ojos?
  • ¿Me da miedo lo que me rodea?
Una persona con afecciones en los oídos podría hacerse las siguientes preguntas:
  • ¿Qués es lo que no quiero oír?
  • ¿Qué es lo que no quiero saber?
  • ¿Porqué no quiero escuchar a las personas?
  • ¿Estoy siendo soberbio o egocentrista en algún aspecto?